Usamos cookies. Si continuas, aceptas el uso de cookies. Más información

Acepto

Inicio > El Despacho

El Despacho

Nuestro despacho fue fundado en 1957 por Antonio González Sáenz, que se inició en el ejercicio tradicional de la Abogacía, dedicándose fundamentalmente al Derecho Privado de forma individual hasta 1987, en que sus hijos comenzaron a incorporarse a la profesión. En el año 2000 sus componentes se constituyeron en sociedad civil para el ejercicio de la actividad profesional, bajo el nombre de González Sáenz-González Ortega Abogados (GSO ABOGADOS), siendo actualmente una sociedad civil profesional.

A lo largo de su existencia el Bufete ha mantenido una estrecha colaboración con el Colegio de Abogados de Málaga, perteneciendo sus miembros en varias ocasiones a la Junta de Gobierno, llegando su fundador a ocupar el puesto de Vicedecano de la Institución en el quinquenio 1989-1994 y comisiones delegadas, colaboración que se mantiene en la actualidad.

 

Como especialidad el Despacho ha abordado, en el ámbito de la Comunidad Autónoma Andaluza, la puesta en funcionamiento de Conjuntos Residenciales para Mayores en Régimen de Cooperativas, inaugurándose en 1999 el primero de estos residenciales llamado “Santa Clara”, situado en los Montes de Málaga a cinco minutos del centro de la ciudad, que cuenta con setenta y seis apartamentos, piscina, amplios jardines, servicios médicos, de enfermería, fisioterapia, talleres ocupacionales, etc. Con posterioridad ha gestionado el Residencial “Puerto de la Luz”, de similares características, situado en la Barriada de Puerto de la Torre de esta Capital.  Actualmente prepara otros Conjuntos Residenciales semejantes.

Siguiendo las directrices de su fundador, fallecido en junio de 2004, los miembros del Despacho apuestan prioritariamente por la solución convencional de los conflictos sin descartar el acceso a la vía judicial en aquellos casos en que el asunto o el interés del cliente así lo demanden, con respeto en todo caso a la Deontología profesional.




Somos partidarios de la llamada abogacía preventiva o asesoramiento jurídico previo a la realización de negocios jurídicos, porque su aplicación evita la mayor parte de la conflictividad judicial.

Ofrecemos a nuestros clientes atención personalizada, ágil y directa con independencia de la cuantía de los intereses en juego, aportándoles en cada caso la solución más rentable y adecuada a sus necesidades.
Contamos con despachos colaboradores en las áreas de actuación que no abordamos directamente, así como en otras capitales españolas.